LA LIBERTAD: El don de una conquista

LA LIBERTAD: El don de una conquista

El Libro de Josu LA ESPIRITUALIDAD DE LA NO VIOLENCIA La Historia de Israel DEUTERONOMISTA: biblioteca 1. Deuteronomio. 2. Josu 3. Jueces 4. 1 Libro de Samuel 5. 2 Libro de Samuel 6. 1 Libro de los Reyes 7. 2 Libro de los Reyes

CON-texto del Texto Escrito: siglos VI-IV Persas: descabeza la obra del Dtr. Del Tetra-teuco al Penta-teuco. Claves Teolgicas: 1. P: don 2. Dtr: tarea = alianza. 3. Libro del Deuteronomio = obediencia. ESTRUCTURA de JOSU I. Conquista : 1-12. II. Reparto

:13-22. III. Alianza : 23-24. Jos 1: ENTRONIZACIN REAL I. Relacionar Jos.1,7-8 y Dt.17,18-19: Josu cumple perfectamente la figura real: Dt.17,18 Cuando tome posesin del trono real, har escribir en un libro, para su uso personal, una copia de esta Ley, conforme al texto que conservan los sacerdotes. 19 La tendr a su lado y la leer todos los das de su vida, para que aprenda a temer al Seor, su Dios,

observando todas las palabras de esta Ley y poniendo en prctica estos preceptos. Jos.1,7 Basta que seas fuerte y valiente, para obrar en todo segn la Ley que te dio Moiss, mi servidor. No te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, y as tendrs xito en todas tus empresas. 8 Que el libro de esta Ley nunca se aparte de ti: medtalo da y noche, para obrar fielmente en todo conforme a lo que est escrito en l. Gracias a una Prostituta (Jos.2) 2,1 Josu, envi clandestinamente a dos espas, con la siguiente consigna: Vayan a observar el terreno. Ellos partieron y, al llegar a Jeric, entraron en casa de una

prostituta llamada Rajab, donde se alojaron. 2 Cuando se notific al rey de Jeric que unos israelitas haban llegado durante la noche para observar el terreno, 3 mand decir a Rajab: Saca afuera a esos hombres que vinieron a verte, los que entraron en tu casa, porque han venido nicamente para observar todo el pas. 4 Pero la mujer tom a los dos hombres, los escondi y declar: Es verdad que esos hombres vinieron aqu, pero yo no saba de dnde eran. 5 Se fueron al caer la noche, cuando estaban por cerrarse las puertas de la ciudad, y no s adnde habrn ido. Salgan en seguida detrs de ellos, porque todava pueden alcanzarlos. Rajab y los espas

En realidad, los haba hecho subir a la terraza, ocultndolos entre unos haces de lino. 8 Cuando Rajab subi a la terraza, donde estaban los espas. 9 Ella les dijo: Yo s que el Seor les ha entregado este pas. 10 Nosotros hemos odo cmo el Seor sec las aguas del Mar Rojo cuando ustedes salan de Egipto (). 11 Al enterarnos de eso, nuestro corazn desfalleci, y ya no hay nadie que tenga nimo para oponerles resistencia, porque el Seor, su Dios, es Dios all arriba, en el cielo, y aqu abajo, en la tierra. 12 Por eso, jrenme ahora mismo por el Seor, que as como yo los trat con bondad, ustedes tratarn de la misma manera a mi familia. 14 Los hombres le respondieron: Nosotros responderemos por ustedes con nuestra vida, con tal que no nos delates.

Cuando el Seor nos entregue este pas, te trataremos con bondad y lealtad. 15 Entonces la mujer los descolg por la ventana con una cuerda, porque su casa daba contra el muro de la ciudad, y ella viva junto a l. 6 Huida 16 Y les hizo esta recomendacin: Mantnganse ocultos durante tres das, hasta que ellos estn de regreso, y despus podrn seguir viaje. 17 Los hombres le respondieron: 18 Cuando nosotros entremos en el pas, t atars este

cordn escarlata a la ventana por la que nos hiciste bajar, y reunirs contigo, dentro de la casa, a toda tu familia. 20 En cambio, si nos delatas, quedaremos libres del juramento que nos has exigido. El regreso de los espas 22 Los hombres se fueron a la montaa y se quedaron all tres das, hasta que regresaron los perseguidores, que los haban buscado por todas partes sin encontrarlos. 23 Entonces los dos hombres

volvieron a bajar de la montaa, cruzaron el ro, y cuando estuvieron de nuevo con Josu, lo informaron de todo lo que les haba ocurrido. TEOLOGA I. NOMBRE: Rajab (cap.2 y 6): rgano femenino con el que se designa el oficio de una prostituta. II. TRES IRONAS del texto: 1. Creen a una prostituta mentirosa. 2. No exploran: estuvieron escondidos. 3. Juran por Dios, contra Dios.

III. CUESTIN DE FONDO: Dt.7,1-2: Cuando el Seor, tu Dios, te introduzca en la tierra de la que vas a tomar posesin, l expulsar a siete naciones ms numerosas y fuertes que t. El Seor, tu Dios, los pondr en tus manos, y t los derrotars. Entonces los consagrars al exterminio total: no hagas con ellos ningn pacto, ni les tengas compasin. 20,16-18: Pero en las ciudades de esos pueblos que el Seor, tu Dios, te dar como herencia, no debers dejar ningn sobreviviente. Consagrars al exterminio total, como te lo ordena el Seor, tu Dios, para que ellos no les enseen a imitar todas las

abominaciones que cometen en honor de sus dioses. As ustedes no pecarn contra el Seor, su Dios. La lealtad a Dios se opone a la lealtad a una prostituta? La Ley o las obras salvan? Hbr.11,31: Por la fe, Rahab, la prostituta, no pereci con los incrdulos, ya que haba recibido amistosamente a los que fueron a explorar la Tierra. Stgo. 2,24-26: Como ven, el hombre no es justificado slo por la fe, sino tambin por las obras. Acaso Rahab, la prostituta, no fue justificada por las obras, cuando recibi a los

mensajeros y les hizo tomar otro camino? De la misma manera que un cuerpo sin alma est muerto, as est muerta la fe sin las obras. IV. RUPTURA TEOLGICA: Jos.1= vayan / Jos.2: Rajab / Jos.3= cruzan. Genealoga de Jess Mt.1,1-17 (escrito ao 85) 1 Libro de la generacin de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: 2 Abraham engendr a Isaac, Isaac engendr a Jacob, Jacob engendr a Jud y a sus hermanos, 3 Jud engendr, de TAMAR, a Fares y a Zara, Fares engendr a Esrom, Esrom engendr a Aram,

4 Aram engendr a Aminadab, Aminadab engendr a Naassn, Naassn engendr a Salmn, 5 Salmn engendr, de RAJAB, a Booz, Booz engendr, de RUT, a Obed, Obed engendr a Jes, 6 Jes engendr al rey David. David engendr, de la que fue MUJER DE URAS, a Salomn, 7 Salomn engendr a Roboam, Roboam engendr a Abi, Abi engendr a Asaf, 8 Asaf engendr a Josafat, Josafat engendr a Joram, Joram engendr a Ozas, 9 Ozas engendr a Joatam, Joatam engendr a Acaz, Acaz engendr a EZEQUAS, 10 Ezequas engendr a Manass, Manass engendr a Amn,

Amn engendr a JOSAS, 11 Josas engendr a Jeconas y a sus hermanos, cuando la deportacin a Babilonia. 12 Despus de la deportacin a Babilonia, Jeconas engendr a Salatiel, Salatiel engendr a Zorobabel, 13 Zorobabel engendr a Abiud, Abiud engendr a Eliakim, Eliakim engendr a Azor, 14 Azor engendr a Sadoq, Sadoq engendr a Aquim, Aquim engendr a Eliud, 15 Eliud engendr a Eleazar, Eleazar engendr a Mattn, Mattn engendr a Jacob, 16 y Jacob engendr a Jos, el esposo de Mara, de la que NACI Jess, llamado Cristo.

(Harvey -1650) 17 As que el total de las generaciones son: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta la deportacin a Babilonia, catorce generaciones; desde la deportacin a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones. Pablo (60) Gl.4,4: Al llegar la plenitud de los tiempos, envi Dios a su Hijo, nacido de mujer. Rm.1,3: Acerca de su Hijo, nacido

del linaje de David segn la carne. Salmo 25 (24) Alefato - Gematra 1 Alef. A ti, Yahveh, levanto mi alma, 2 oh Dios mo. Bet. En ti confo, no sea confundido, no triunfen de m mis enemigos! 3 Guimel. No hay confusin para el que espera en ti, confusin slo para el que traiciona sin motivo. 4 Dlet. Mustrame tus caminos, Yahveh, ensame tus sendas. 5 He. Guame en tu verdad, ensame, que t eres el Dios de mi salvacin.

Vau En ti estoy esperando todo el da, 6 Zain. Acurdate, Yahveh, de tu ternura, y de tu amor, que son de siempre. 7 Jet. De los pecados de mi juventud no te acuerdes, pero segn tu amor, acurdate de m. por tu bondad, Yahveh. 8 Tet. Bueno y recto es Yahveh; por eso muestra a los pecadores el camino; 9 Yod. conduce en la justicia a los humildes, y a los pobres ensea su sendero. 10 Kaf. Todas las sendas de Yahveh son amor y verdad para quien guarda su alianza y sus dictmenes. 11 Lmed. Por tu nombre, oh Yahveh, perdona mi culpa, porque es grande. 12 Mem. Si hay un hombre que tema a Yahveh, l le indica el camino a seguir; 13 Nun. su alma mora en la felicidad, y su estirpe poseer la tierra. 14 Smek. El secreto de Yahveh es para quienes le temen, su alianza, para darles cordura.

15 Ain. Mis ojos estn fijos en Yahveh, que l sacar mis pies del cepo. 16 Pe. Vulvete a m, tenme piedad, que estoy solo y desdichado. 17 Sade. Alivia los ahogos de mi corazn, hazme salir de mis angustias. 18 Qof. Ve mi afliccin y mi penar, quita todos mis pecados. 19 Res. Mira cuntos son mis enemigos, cun violento el odio que me tienen. 20 Sin. Guarda mi alma, lbrame, no quede confundido, cuando en ti me cobijo. 21 Tau. Inocencia y rectitud me amparen, que en ti espero, Yahveh. 22 Redime, oh Dios, a Israel de todas sus angustias. Gematra de DAVID D+V+D 4+6+4

Cmo se derrumbaron las murallas de Jeric? Ruinas de Jeric Biblical Archaeology Review 1990, No. 3, p. 48 QU ES LO QUE SUCEDI EN JERIC? En 1868, los arquelogos descubrieron la ciudad de Jeric, a 28 km de Jerusaln, cerca del Mar Muerto. Los descubrimientos ms importantes los realiz una arqueloga entre 1952 y 1959. Jeric constituye la ciudad fortificada ms antigua del mundo. Hallaron restos de una muralla de defensa

(de 2 m de ancho y tena adosada una torre de 9 m de altura y 8 m de dimetro), construida cerca del 8.000 aC. Esta ciudad fue destruida por la guerra y abandonada hacia el 7.200 aC. Los arquelogos descubrieron que hubo diecisiete Jerics, ya que a lo largo de su historia haba sido destruida y vuelta a construir muchas veces. La SEGUNDA Jeric fue erigida hacia el 7.000 aC. Arrasada aos ms tarde. 4.000 aC. volvi a levantarse. As ocurri en el ao 3.000, el 2.000, el 1.900 y el 1.700 aC. Hacia el 1550 aC, se le dio el golpe fatal. La LTIMA Jeric que los arquelogos

encontraron fue la del ao 1.550 aC. Jeric no volvi a edificarse, quiere decir que cuando lleg Josu con los israelitas en el 1.200 aC, haca 350 aos que Jeric haba dejado de existir. El sitio y la cada de Jeric (Josu cap.6) 2 El Seor dijo a Josu: Yo he puesto en tus manos a Jeric y a su rey. 3 Por eso ustedes, todos los hombres de guerra, darn una sola vuelta alrededor de la ciudad, formando un crculo en torno a ella.

As lo harn durante seis das. 4 Adems, siete sacerdotes irn delante del Arca llevando siete trompetas de cuerno. El sptimo da, ustedes darn siete vueltas alrededor de la ciudad, y los sacerdotes harn sonar las trompetas. 5 A la seal dada con el cuerno, cuando ustedes oigan el sonido de las trompetas, todo el pueblo prorrumpir en fuertes gritos de guerra. Entonces los muros de la ciudad caern sobre s mismos, y el pueblo se lanzar al asalto. Josu, convoc a los sacerdotes y les dijo: Levanten el Arca de la Alianza, y que siete sacerdotes lleven siete trompetas de cuerno

delante del Arca del Seor. 7 Despus dijo al pueblo: Vayan adelante y den la vuelta alrededor de la ciudad; que los guerreros avancen delante del Arca del Seor. 8 En seguida se hizo lo que Josu haba dicho al pueblo: los siete sacerdotes que llevaban las siete trompetas de cuerno delante del Seor, avanzaron tocando las trompetas, mientras el Arca de la Alianza del Seor iba detrs de ellos. 9 Los guerreros, por su parte, marchaban delante de los sacerdotes que tocaban las trompetas, mientras que la retaguardia iba detrs del Arca. Y en ningn momento se dej

de tocar las trompetas. 6 10 Pero Josu dio esta orden al pueblo: No lancen ningn grito de guerra ni dejen or sus voces; que no salga de la boca de ustedes ninguna palabra, hasta que yo les diga: Griten!. Slo entonces gritarn. 11 As hizo que el Arca del Seor diera una vuelta alrededor de la ciudad, formando un crculo en torno a ella. Luego volvieron otra vez al campamento, y all pasaron la noche. Esto mismo se hizo durante seis das.

El sptimo da se levantaron al despuntar el alba y dieron siete vueltas alrededor de la ciudad, de la manera acostumbrada. 16 Al dar la sptima vuelta, los sacerdotes tocaron con ms fuerza las trompetas, y Josu dijo al pueblo: Lancen el grito de guerra, porque el Seor les entrega la ciudad. 20 Entonces el pueblo lanz un fuerte grito y se tocaron las trompetas. Al or el sonido de las trompetas, el pueblo prorrumpi en un gritero ensordecedor, y el muro se desplom sobre s mismo.

15 QUIN DERRIB LA CIUDAD? Todo haba sido obra de Yahvh. Gracias a los rezos de sus liturgias. La batalla de Jeric est contada como si fuera una celebracin litrgica: 1) No son el ejrcito ni los guerreros quienes tienen el papel decisivo en el combate, sino los SACERDOTES. 2) No emplean armas de guerra, sino las TROMPETAS, principal instrumento musical de alabanza a Dios y de oracin en las fiestas religiosas (Nm.10,10: En vuestros das de fiesta, solemnidades, tocaris las trompetas durante

vuestros holocaustos y sacrificios de comunin. As haris que vuestro Dios se acuerde de vosotros. Yo, Yahveh, vuestro Dios.). 3) No la dirige ningn general, sino el ARCA de la Alianza. 4) Los soldados, ms que a un asedio de combate, asisten a una PROCESIN, guardando el respetuoso SILENCIO propio de la plegaria. 5) El grito de guerra que lanzan el ltimo da era el CLAMOR que los israelitas solan lanzar en sus fiestas religiosas (Nm.29,1: El mes sptimo, el primero de mes, tendris reunin sagrada; no haris ningn trabajo servil. Ser para vosotros el da de

los Clamores. Cfr.2 Sm 6, 15; Lv 25, 9). 6) El abundante uso del nmero 7 (7 das, 7 sacerdotes, 7 trompetas, el 7 da dan 7 vueltas): significa perfeccin. Reflexiones en torno al Libro de Josu LA NO VIOLENCIA I) UNA OLEADA DE TERROR: Jos 2-4 1) La conquista se plante como una oleada de terror: Toda la gente tiembla ante nosotros,

decan los espas (Jos.2,23-24). Josu entenda que su pueblo era, un pueblo de guerreros: habla de cuarenta mil hombres equipados militarmente desfilaron en el pramo de Jeric (Jos 4,13). Reconoci Rajab: nos ha cado encima una ola de terror y toda la gente de aqu tiembla ante vosotros (Jos.2,9). 2) No supieron ver las posibilidades de las otras culturas. 3) Quiz era su miedo insuperable a la misma realidad de Dios entendida como un Dios al que es preciso temer: que

todas las naciones del mundo sepan que la mano del Seor es poderosa y vosotros temis siempre al Seor vuestro Dios (Jos 4,24). 4) Tal vez el miedo religioso era el motor y la causa de todos los otros miedos. Un terror sagrado para consagrar un terror histrico. II. OTROS CAMINOS: Jos 9 Era la confrontacin blica la nica manera de solucionar el problema de una tierra ocupada?

1) Josue tuvo signos de que las sendas que se abran podran ser diversas a las de la guerra. Ya Rajab haba obtenido el perdn, ello podra haber sido una seal: Rajab vivi en medio de Israel hasta hoy (Jos. 6,25). Luego los caminos del entendimiento no estaban bloqueados. 2) La conquista de Gaban: Los gabaonitas urdieron un ardid: era una embajada de desvalidos que lleg a Josu pidindole un tratado de paz porque, le engaaron, venan de lejos al

or la fama de los xitos militares del caudillo judo. Josu les concedi un tratado de paz que luego ya no podra revocar: Josu les arm un tratado de paz, comprometindose a respetar sus vidas; as se lo juraron tambin los representantes de la asamblea (Jos.9,15). Era un engao que pronto fue descubierto por Josu. Y ya que no poda revocar el

tratado de paz hecho en juramento, se veng obligndoles a ser a perpetuidad leadores y aguadores del templo (Jos. 9,23). Lo cierto es que el episodio de los gabaonitas abra una nueva va, la del dilogo y el entendimiento, que Israel no quiso aprovechar. III. CUANDO LA RELIGIN JUSTIFICA LA VIOLENCIA: Jos 10-11 1) La campaa del Sur, desvel los trasfondos ideolgicos ms duros del pensamiento poltico que el deuteronomista atribuye a Josu: el Seor luchaba

por Israel (Jos 10,14). La violencia poltica se apropia de la misma realidad de Dios. 2) Si era el pueblo elegido de Dios, este haba de luchar a su favor. El concepto de eleccin, entendido en los modos ms duros de la exclusin, envenenaba toda manera de pensar. Convencidos de que Dios les entregaba sus enemigos, no quedaba otra salida que el extermino. Despus de ajusticiar a los cinco reyes, a los que antes humill pisndoles el cuello (Jos.10,24), se pas a cuchillo a la poblacin. Se repite con un cierto orgullo el estribillo: No quedo ni un superviviente (Jos.10,28.30.33.37.39). 3) El deuteronomista elabora una teora

del exterminio por razones religiosas (Dt.7,1-6.16.23-24). Tras esta violencia se cree que est el Dios favorable al pueblo. 4) La campaa del Norte fue, si cabe, ms dura an que la del Sur. La ley del exterminio funcionaba arrasando vidas y pueblos (Jos.11,11-12): no qued ni un superviviente (Jos 11,8.14). Aunque, en realidad, siempre hubo quien escapara como testigo de la vida, evidencia de que otro camino era posible: solo en Gaza, Gat y Asdot y Asdod quedaron algunos (Jos 11,22).

5) La ideologa queda expresada en Jos 11,15-20: Ninguna ciudad hizo las paces con los israelitas, a excepcin de los heveos que viven en Gaban (Jos.11,19). Los heveos de Gaban se alzan como mudos testigos otro camino era posible. 6) Todas las ciudades las conquistaron con las armas, porque fue cosa de Dios endurecer sus corazones para que opusieran resistencia a Israel (Jos.11,20). Dios endureci el corazn de los paganos? Proyectar en Dios la dureza del propio interior es la forma ms cnica de intentar ocultar el problema. 7) El texto concluye en ambas campaas, la del Norte y la del Sur, con una frase que suena a sarcasmo:

Josu se apoder de todo el pas... y el pas qued en paz (Jos.11,23). Una paz asentada sobre tal violencia no ser jams una verdadera paz. IV. TIERRA ROBADA: Jos 12 Eran tierras con dueo, quiz compradas, tal vez robadas. Pero tenan dueo cuando los israelitas pusieron su pie en Canan. Por eso, cuando se dice que tanto Moiss, como Josu, se las dieron a los israelitas en propiedad (Jos 12,6-7), todo el mundo sabe que es una propiedad robada.

V. NO TODOS FUERON EXPULSADOS: Jos 13 1) En la invasin de Canan, hubo que reconocer que no todos fueron expulsados. Dijo Dios a Josu: eres ya viejo, de edad avanzada, y queda an mucha tierra por ocupar (Jos 13,1). 2) Quedaron reductos de libertad: toda la parte filistea.., los cinco principados filisteos (Jos 13,2). Ellos como perennes testigos de que las cosas podran haber sido hechas de otra manera. 3) No eran los nicos resistentes: los israelitas no pudieron expulsar a los guesureos y macateos, que han seguido viviendo en medio de Israel hasta hoy (Jos 13,13). En medio de Israel, como testimonio de que la violencia no tiene ms razn que la

fuerza. VI. SUERTES... PERO NO TANTO: Jos 14-21 1) Se REPARTI echando a suerte como lo haba ordenado el Seor (Jos.14,2). Fueron suertes manchadas de sangre; por eso mismo, fueron problemas continuados. La tribu de Jud no pudo expulsar a los jebuseos que habitaban en Jerusaln; por eso han seguido viviendo en Jerusaln, en medio de Jud, hasta hoy (Jos 15,63). Testigos de una intolerancia que no dio los frutos apetecidos. Efran no pudo expulsar a los cananeos de Guzer; los cananeos siguieron viviendo en medio de Efran, hasta hoy, aunque sometidos a trabajos forzados (Jos.16,10). Los cananeos: tenan derecho a su tierra y se intent expulsarlos

a la fuerza. Manass no logro desalojar aquellas ciudades, y los cananeos pudieron seguir en aquella regin. Cuando los israelitas se hicieron fuertes, los sometieron a trabajos forzados, aunque no llegaron a expulsarlos (Jos.17,12-13). 2) Se hizo cmplice a Dios en esta clase de reparto: Se efectu en presencia del Seor, a la entrada de la tienda del encuentro (Jos.19,51). de esta forma dio el Seor a Israel toda la tierra que haba jurado dar a sus padres (Jos 21,43).

Las razones religiosas: No dej de cumplirse una palabra de todas las promesas que haba hecho el Seor a la casa de Israel. Todo se cumpli (Jos.21,45). VII. NO OS MEZCLIS CON ELLOS: Jos 23 1) Josu quiso despedirse antes de morir (Jos 23,2): aunque, segn l, el Seor, vuestro Dios, pele contra vuestros enemigos (Jos.23,3), la realidad es que los enemigos, seguan ah. Mirad: he sorteado como heredad para vuestras tribus a todos esos pueblos que quedan, desde el Jordn basta el Mediterrneo en Occidente. El Seor,

vuestro Dios, os los quitar de delante y los desposeer para que poseis sus tierras, como os prometi el seor, vuestro Dios (Jos.23,4-5). Al final, las tierras seguan ocupadas. Tanta muerte y destruccin en balde. Todo estaba, en el fondo, como al principio. La inutilidad de la violencia era manifiesta. 2) El deuteronomista verti en esta despedida de Josu

toda su espiritualidad: cumplir la ley, no aceptar a sus dioses, desmarcarse de toda religin pagana, esas son las condiciones para que el Seor luche por vosotros, como os ha prometido (Jos.2,10). Y lo ms importante: si os mezclis con ellos y ellos con vosotros, Dios no os los quitar de delante (Jos.2,12). Huir de la multiculturalidad, del mestizaje. Esas son las consignas del nacionalismo excluyente. VIII. CORTO SERVICIO: Jos 24,29-33

1)El libro de Josu concluye: Israel sirvi al Seor mientras vivi Josu y los ancianos que le sobrevivieron y que haban visto las hazaas del Seor a favor de Israel (24,31). 2)Pero la cosa no dur mucho, el deuteronomista comprueba el abandono de la ley en la poca en la que escribe. No haba de producir frutos positivos una ideologa que hace de la violencia su nico apoyo ideolgico. 3) Resulta irnica la noticia que da Jos 24,32: las reliquias de Jos, el de Egipto,

fueron enterradas en el campo que haba comprado Jacob a los hijos de Jamor, por cien monedas (Jos 24,32). 4) No se le quiso enterrar en tierra ocupada sino en tierra comprada, como indicando, ms all del entierro de Josu en tierra robada, que haba otra va abierta, la de la negociacin y la del dilogo, que podra haber llevado a una ideologa distinta y a otra manera de estructurar la realidad del pas. RESONANCIAS 1. EL VERDADERO SENTIDO DE LAS RELIGIONES

Muchas personas, han llegado a la conclusin de que las religiones no solamente no pueden ser democrticas sino que colaboran en la guerra. Algo de esto se percibe en el libro de Josue. 2. LA INUTILIDAD TOTAL DE LA VIOLENCIA Es preciso pasar de la no

violencia pensada a la no violencia vivida. 3. EL FUTURO ESTA EN LA MULTICULTURALIDAD Cmo asumir las diferentes culturas? Poco ayuda Josu, de no ser como espejo que nos devuelve lo que no hay

que hacer: el rechazo. Tambin nos insina que las cosas hubieran podido ser de otra manera, de haber acogido la posibilidad de colaboracin con los pueblos extranjeros. 4. HERRAMIENTAS PARA SUPERAR EL CONFLICTO Cambiar las bases ticas: 1) El valor supremo de la dignidad humana. 2) La tica es lo que justifica el fin y los medios.

Recently Viewed Presentations

  • Lecture Outline Chapter 18: Dark Matter, Dark Energy,

    Lecture Outline Chapter 18: Dark Matter, Dark Energy,

    Our Options. Dark matter really exists, and we are observing the effects of its gravitational attraction. Something is wrong with our understanding of gravity, causing us to mistakenly infer the existence of dark matter. ... Exotic Particles (WIMPs)
  • Marriage: God's Good and Holy Gift

    Marriage: God's Good and Holy Gift

    Note how all this, once again, underscores erases the wall between secular and sacred, nature and grace. The logic here is identical to that in the Protestant concept of "calling" or the idea that every realm of the social and...
  • CDC Presentation

    CDC Presentation

    *Potential host shift event. Map of terrestrial rabies reservoirs in the United States during 2012. Raccoon rabies virus variant is present in the eastern United States, Skunk rabies in the Central United States and California, Fox rabies in Texas, Arizona,...
  • Title Layout - ORCGA

    Title Layout - ORCGA

    Requesting locates from the City of Guelph required contacting 3 different service providers (Water, Wastewater and Public Works). Service personnel for Water, Wastewater, and Public Works would each receive locate requests by phone, email or fax. Water would enter the...
  • Work at Height The New Regulations BACKGROUND AND

    Work at Height The New Regulations BACKGROUND AND

    WAH Regulations define "Work at Height" as work in any place, including a place -a) in the course of obtaining access to or egress from any place except by a staircase in a permanent workplace; b) at or below ground...
  • Title

    Title

    Financial Section Michigan State Police Emergency Management and Homeland Security Division Nancy Downs, Financial Manager June Martin, Analyst Carla Richardson, Analyst
  • Changes of education policies within the European Union in ...

    Changes of education policies within the European Union in ...

    L'intérêt de l'Internationale de l'Education pour ces questions de libéralisation du commerce a commencé avec le soutien au mouvement syndical demandant que l'OMC établisse un groupe de travail afin de s"assurer du respect des normes internationales du travail dans les...
  • LWW PPT Slide Template Master

    LWW PPT Slide Template Master

    Nursing theory is not related to actual nursing practice because it only provides a basis for research. Answer False Rationale: Nursing theory provides the basis for research on how nurses can be more effective, guides practice, and helps nurses recognize...